Corte argentina declara inconstitucional castigar la tenencia de marihuana
Miércoles 26 de Agosto de 2009
La Corte Suprema de Argentina declaró inconstitucional este martes el castigo penal a la tenencia de escasa cantidad de marihuana para consumo personal de mayores de edad, sin poner en riesgo a terceros, anunció el alto tribunal en un comunicado.

En un fallo unánime, la Corte establece que en el consumo de marihuana "se debe proteger la privacidad de las personas adultas para decidir cuál es su conducta", según el texto difundido a la prensa.

La Corte se expidió en un caso en el que fueron condenados cinco jóvenes, tras ser detenidos a inicios de 2006 durante un operativo policial cuando llevaban, cada uno de ellos, entre uno y tres cigarrillos de marihuana en sus bolsillos.

En su sentencia de 88 páginas, los jueces de la Corte señalan que los jóvenes llevaban "una cantidad reducida (de droga) que también se atribuyó en la sentencia (condenatoria) al consumo personal y que fueron imputados sólo por esa acción".

En el mismo operativo, se detuvo a los vendedores de droga, a quienes la justicia condenó en instancias inferiores, lo que la Corte mantuvo firme.

El tribunal se fundamentó en la Constitución argentina, según la cual "las acciones privadas de los hombres que de ningún modo ofendan al orden y a la moral pública, ni perjudiquen a un tercero, están sólo reservadas a Dios y exentas de la autoridad de los magistrados".

"No se consagró un permiso legal para consumir indiscriminadamente", se aclaró en la sentencia.

El máximo tribunal exhortó además "a todos los poderes públicos a asegurar una política de Estado contra el tráfico ilícito de estupefacientes".

Y pidió que se adopten "medidas de salud preventivas, con información y educación disuasiva del consumo enfocada sobre todo en los grupos más vulnerables, especialmente los menores de edad".

El fallo es una inflexión en la legislación vigente desde 1990 en Argentina, que penaliza de forma general a los consumidores de todas las drogas, inclusive de pequeñas dosis.

En los últimos años, no obstante, hubo varias sentencias judiciales que optaron por someter a un tratamiento médico en lugar de enviar a la cárcel a condenados por consumo personal de marihuana y cocaína.

El Gobierno había manifestado su respaldo al criterio de la Corte, a través del jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, poco antes de publicarse el fallo.

"La política represiva no ha reducido una sola hectárea de cultivo en ningún lugar del mundo y no ha reducido una sola de las redes de comercialización y tráfico de drogas", afirmó el martes Fernández.

El jefe ministerial advirtió que, en cambio, el Gobierno "insistirá con la política de lucha despiadada
contra el narcotráfico".

En tanto, la Iglesia Católica, culto mayoritario en Argentina, se mostró crítica con la sentencia.

"Hay que dificultar el acceso y el consumo, no facilitarlo. El fallo puede leerse como que todo está bien,
y ese es un mensaje contradictorio y perjudicial", dijo el obispo Jorge Lozano, responsable de la Comisión para la Pastoral de Adicciones.

El constitucionalista Félix Loñ insistió en que "penalizar al adicto no es razonable y no soluciona el problema de adicción" y enfatizó que lo que el drogadicto necesita es facilitarle el acceso a su tratamiento.

"Este fallo es un gran avance porque elimina el brazo represivo de un problema que debe ser abordado con políticas socio sanitarias", afirmó por su parte la ONG Intercambio en un comunicado
 (AFP)