Celebran a Borge y los priístas se desnudan...políticamente.
Jueves 12 de Enero de 2012 hrs.
Priístas de Solidaridad, Cancun, Cozumel, Tulum y los alrededores, se dieron cita para “festejar” a Roberto Borge por su cumpleaños. El joven gobernador cumplió 32 añitos el pasado diciembre pero, como la política es de tiempos, lo festejaron ayer jueves en una multitudinaria fiesta en donde sobraron, aparte de priístas y simpatizantes, los espectaculares de grandes dimensiones, grandes pancartas, luces fastuosas, gritos y porras, y una medición innecesaria y algunas veces evidenciado termómetro de aplausos.

En el escenario, estaban todos los que quieren y suspiran por las diputaciones federales. Claro, también por las de las senadurías. A través del voto popular y sin pudor,  por la vía plurinominal. Todos, flanqueando a Roberto Borge, quien festejó, festejando a su "rebaño", sin dejar de sonreír.

La colocación de los integrantes del presídium quizá no diga nada, ni tenga ninguna lectura pero, fue claro que Félix González no se le despegó ni un milímetro al joven cumpleañero, alzando los brazos en forma de victoria. Su aspiración y meta para ubicarse en una curul en la remodelada casona de Xicoténcatl, lo tiene concentrado de pies a cabeza, por lo que las criticas sobre las cuentas públicas al final de su admnistración no le quitan el sueño. Muchas razones tiene para hacerlo.

Sin embargo, y aunque aún no se haya definido nada con respecto a las alianzas y con ello a la desintegración del compromiso de un “niño verde” sin arraigo ni compromiso con Quintana Roo, solo con el PRI; los cambios podrían ser favorables tanto para este, como para Carlos Joaquín otro suspirante a esta candidatura. O, quizá como mencionan los gurús de la política, podría uno de ellos –de no disolverse la alianza verde-tricolor-, quien llegue vía plurinominal.

Lo cierto, es que sea quien sea, la campaña y el triunfo se ve difícil por la estela ambigua en su popularidad que han dejado a su paso ambos priístas. Y en el caso de Emilio González –el gran ausente-, el bien llamado “niño verde” porque no da una, la pérdida de la plaza se ve, casi seguro. Las fórmulas priístas y políticas hacen maravillas y lo que en matemáticas son 2 más 2 igual a cuatro, no resultan en estas lides, de ahí que le apuesten a la vía plurinominal para alcanzar una curul en el senado.

A la derecha de Borge se pudo ver al también joven presidente del PRI estatal, Raymundo King quien ya saborea su triunfo como candidato de ese instituto político para una diputación federal. “Despegó” apenas en la administración de Félix González y se consolidó en menos de un año con su amigo Roberto Borge.

Junto a este se ubicó estratégicamente Laura Fernández Piña, aquella joven que empezó como Relaciones Públicas en la comuna de BJ, cuando tuvo su oportunidad Edmundo Fernández -su papá y esposo de Addy Joaquín- de ser alcalde suplente de ese ayuntamiento. Hoy, goza de un ascenso meteórico inusitado, quizá empujado por algún mérito personal. Es parte de ese grupo de amigos y familiares que mantienen velitas prendidas en todos los escenarios. Su hermana, es regidora en la administración de Julián Ricalde. Por lo pronto se conforma con una curul en la Cámara de Diputados, un cargo que no se duda consiga. Hoy en día, es tan fácil llegar a San Lázaro, los tiempos no son como antes. Sin embargo su aspiración y meta está en la silla principal de la presidencia municipal de Benito Juárez. Si lo consigue o no, ese es otro cuento.

Un poco más lejano a Borge se vio a un pensativo Carlos Joaquín González. Al actual diputado federal le acababan de realizar apenas el sábado pasado por cierto, un evento parecido en Cancún, también por el festejo de su cumpleaños, acaba de cumplir 40 y tantos el pasado 6 de enero, justo el Día de Los Reyes Magos. En definitiva, la convocatoria a su ágape no estuvo tan abarrotado como el de Borge pero, tiene su fundamento. Carlos Joaquín, no cuenta con una estructura financiera y una logística humana de la dimensión de los organizadores del evento para Roberto Borge. Además de no tener toda la maquinaria priísta a su disposición.

Sin embargo, aún con una estructura más modesta reunió en un espacio en Cancún, un importante número de personas, fieles seguidores, líderes políticos y de sectores y lideresas de colonias, simpatizantes y amigos,  sobre todo de Solidaridad -su bastión-, con un lleno respetable.

Sin embargo, ambos eventos tienen algo en común, se llevaron a cabo a la usanza y tradición del Prí, como en los viejos tiempos pero, con empuje juvenil.

Más rezagados, quizá por que no necesiten de más reflectores, se encontraban Mauricio Góngora y José Luis Toledo, Secretario de Hacienda y Tesorero del gobierno solidarense respectivamente. Ambos candidateados para la presidencia municipal precisamente de ese municipio. Aunque, muchos han insistido en colocar a Mauricio Góngora como el “bueno” para una candidatura para San Lázaro. Lo cierto es que ambos cuentan con el respaldo de dos fuertes bastiones políticos en el estado para lograr sus aspiraciones. El primero es parte del grupo del ex gobernador Félix González, el segundo del actual mandatario estatal Roberto Borge.

Y como siempre, Román Quian actual titular de Apiqroo, se mantenía con discreción y una sonrisa enigmática en un costado del escenario. Su candidatura para representar al Pri en las elecciones para diputado federal, la tiene casi en la bolsa. Eso sí, se mantuvo siempre junto a Mauricio Góngora Escalante quien fuera su tesorero estrella en su administración como alcalde de Solidaridad y con quien ha conformado un equipo político fuerte en esta parte de la geografía estatal.

Por el otro lado, junto al ex gobernador Félix González, se encontraba Filiberto Martínez, el actual presidente municipal de Soidaridad y fuerte aliado de Carlos Joaquín González, quien se sintió anfitrión del evento. Después de todo el es la primera autoridad en Solidaridad y así lo asumió. Los tricolores no lo desmintieron. Al fin y al cabo se trataba de demostrar unión y fuerza del tricolor por el bien del partido y así lo hicieron.

Y, del otro costado, casi imperceptible y no porque no figure sino porque la multitud no se lo esperaba, se encontraba la sorpresa de la noche: Aurelio Joaquín González. Un nombre que puede sonar y llegar a cualquier ámbito pero, que no se señalaba en los nombres que se manejaban en los corrillos politicos ni en la opinión pública. Aunque, por otro lado, su presencia pudiera ser solo solidaria, habrá que esperar sus declaraciones al respecto. Las candidaturas para llegar a las curules de San Lázaro para desgracia de todos los que aspiran y suspiran, no son tantas.

Por otro lado, el alcalde de Cozumel mira más adelante y su partida del estado podría minar su ascendente carrera. Pero en la política, todo puede suceder y sucederá, y ellos Tienen sus planes y “tiempos”.

Electos o plurinominales, todos están más que puestos. Los priístas necesitarán mucho trabajo político, social y económico en el estado. Por otra parte nos preguntamos si es válido que sigan situándose la práctica de la llegada a estos puestos de elección popular por la vía plurinominal.

Son políticos que llegan sin el voto popular y sin una aceptación de la ciudadanía y por ende sin un compromiso con la entidad. Y por el otro lado, sería interesante preguntarles si sabrá igual la victoria y el triunfo con votos o sin ellos? Y bueno, al fin y al cabo pudiera emerger el verdadero significado de estos cargos, como pueden ser: el sueldo y los beneficios que son muchos. Al final que importa como se llegue, lo importante es llegar, o no?