El "niño verde" se encomienda a Félix. Perredistas intentan madruguete a Greg.
Lunes 06 de Febrero de 2012 hrs.
Me señalaban algunos de los muchos simpatizantes del diputado federal, Carlos Joaquín González, los comentarios vertidos en esta columna días atrás, en el sentido de una supuesta llegada de este a la Secretaria de Turismo del estado.

Y lo hacían, no sin cierta molestia porque señalaban que, Carlos Joaquín ya había traspasado esa línea en esa secretaria y regresar, sería tanto como retroceder en su carrera político-administrativa.
Yo, sin embargo difiero. Claro, es solo un análisis muy personal y no quiere decir nada. Son solo suposiciones personales basadas en algunos puntos muy válidos desde mi particular punto de vista.

La Secretaria de Turismo del estado, debería de ser, sino la más importante, si una de las más significativas carteras en este estado. Obviamente por ser una entidad netamente turística, por ser el más importante y productivo destino turístico de México y por estar liderando hoy en día al sector en América Latina, son algunos de los puntos que validan la importancia de esa dependencia estatal.

Con todos estos ingredientes, creemos que quien esté al frente, debe de ser un personaje que sabe moverse como pez en el agua en el medio político, por la captación de recursos y muchas cosas más y por otro lado, alguien que tenga toda la experiencia en el sector y de todos los que lo integran para manejar los hilos turísticos acertadamente.

Alguien en que el gobernador en turno, pueda descansar y delegar algunas de las más importantes responsabilidades. Independientemente del trabajo que realizan los fideicomisos de promoción turística. De ahí el análisis que hice hace algunos días atrás.

Esto en lugar de demeritar al aún diputado federal, me parece que lo engrandece, porque se le ven –y tiene- muchas cualidades para ocupar una cartera de la importancia de la de turismo, con lo que impulsaría al estado en grandes proporciones.

Buena mancuerna haría quien ocupara esa cartera con Roberto Borge. El joven gobernador le está echando toda la leña al asador. Pocas veces el gobernante en turno se ha involucrado tanto en las actividades turísticas como lo está haciendo este.

Porque, independientemente de sus supuestas escapadas, Borge está aprovechando al máximo los encuentros con personalidades de otros países y organizaciones, las cuales de una u otra manera, impulsarán el turismo en el estado y Quintana Roo crecerá y se beneficiará con ello, al menos veremos los resultados en un mediano plazo.

Tampoco quiere decir que el actual secretario de turismo, Juan Carlos González esté haciendo mal su trabajo. Esas evaluaciones se hacen de acuerdo a los resultados y quien tiene la última palabra para señalarlo –independientemente de las opiniones de los que saben-, será precisamente el propio gobernador del estado.

Poco ya le ha de importar al aún diputado federal, las opiniones y apreciaciones acerca de su futuro político. Ha sido llamado por el propio candidato priísta a la presidencia de la república, Enrique Peña Nieto, para ocupar un valioso espacio en su campaña electoral. Es decir, ya estará en las “grandes ligas” del priísmo nacional.

Por otro lado, Carlos Joaquín no podría irse por la plurinominal, como han mencionado algunas columnas de opinión, contando con que las reglas del juego están bien claras. Quienes lo candidatean para una curul en el senado vía plurinominal, seguramente no saben como se manejan las cartas.

Empezando con que el Senado –a pasar de la propuesta de Calderón de reducir el número-, se encuentra integrado por 128 representantes de los estados que conforman la federación. 64 senadores se eligen por mayoría relativa, dos por estado y dos por el Distrito Federal, los cuales compiten en "fórmulas", en donde cada partido presenta dos candidatos, y el elector vota por el partido y no por los candidatos de manera individual.

Es decir, cada partido político registra una lista con dos fórmulas de candidatos, compuesta por dos propietarios y sus correspondientes suplentes: al número 1 de la fórmula se le denomina Primera Fórmula, y al 2, Segunda Fórmula. La fórmula de candidatos que obtiene el mayor número de votos es elegida completa, convirtiéndose en los dos primeros senadores de la entidad; la tercera senaduría es otorgada al candidato de Primera Fórmula del partido político que obtuvo el segundo lugar de votos o primera minoría.

Por lo que Emilio González, del PVE, nada tonto debió haber presionado junto con “su” partido, para colocarse como la 1ª fórmula, ya que en caso de perder junto con Félix González quien representa a la 2ª fórmula, “amarraría” una curul en el senado, apostándole a que el PRI pierda y se sitúe en el segundo lugar en las próximas elecciones en Quintana Roo, ya que como 1ª fórmula priísta obtendría el triunfo como primera minoría.

Y, por otro lado, ir de la mano de Félix González Canto, ya es una garantía, aunque no un salvo conducto. González Canto tendrá que ir “con todo” y hacer el trabajo de los dos. Independientemente de los altibajos, descalificaciones y solicitud de rendiciones de cuentas, el ex gobernador, aún cuenta con un activo político y ese será quien le ayude a alcanzar la victoria.

De el “Niño Verde”, ni que decir. Para nadie es un secreto que su paso por Q Roo es solo eso, de paso. No tiene raíces, arraigo y la población lo sabe. Por otro lado, el Partido Verde Ecologista, tampoco está posicionado en el electorado como para ganar este tipo de elección en solitario. Estará pues cobijado con la sombra de González Canto, quien hará el trabajo de y por los dos.

Así que de una u otra forma, Emilio González se está asegurando hasta con los dientes de no regresar a la ciudad de México, con las manos vacías. Un regalo inmerecido. De esta manera, el PVE encarnado en el “niño verde”, ya ve a este entre las 32 curules para senadores que se asignan según el principio de la primera minoría. Abusado el político “verde” no?

Por otro lado, beneficiaría y en grande a los priístas-verde ecologistas, la bajada de Gregorio Sánchez Martínez y la candidatura de la “versátil” perredista con tintes tricolores, Luz María Beristaín como 1ª fórmula para pelear una curul amarilla hacia el senado, lo que le dejaría definitivamente más llano el camino a Félix y Emilio González –no son parientes, que conste-.

La “Güera” Beristaín, como es conocida la perredista, se ha caracterizado por amarres y acuerdos por debajo del agua. Y de la 2ª fórmula que decir, si ya esta dicho casi todo, Latifa Muza Simón, la cuestionada ex presidenta emergente y ex regidora del Ayuntamiento de Benito Juárez, a quien la ley le hace lo “que el viento a Juárez”, la candidatura le queda grande, muy grande, como grandes han sido las denuncias de corrupción y nulas las acciones en su contra.

Sin embargo nada está escrito aún. La simulación de la supuesta elección de las precandidatas amarillas, es solo eso, suposiciones. “Las propuestas” del consejo político estatal, tendrá que aprobarlo el CEN del PRD. Y bien cierto, tendrá que ser en la línea de los acuerdos, compromisos y alianzas adquiridos desde tiempo atrás. Lástima, todo su “logística” podría venirse abajo. Al tiempo.

Por lo pronto Gregorio Sánchez está firme, al menos hasta que sea oficial su salida y descalificación de la próxima contienda electoral.

Pero, volviendo a Gregorio Sánchez Martínez, diriamos que goza de una importante popularidad y lo saben, de ahí que traten de sacarle “tarjeta roja” en cada proceso electoral. Todos dirán al final,  que fue democráticamente excluido - si es que se lleva a cabo-, a través del consejo político perredista.

De la misma forma lo hicieron cuando se postuló para la gubernatura. Que lo encuentran tan poderoso políticamente hablando que le temen tanto? Debo decir que nunca he cruzado una sola palabra con el, ni lo conozco personalmente pero, me llama la atención el temor político electoral hacia Sánchez Martínez, que se huele de aquí a otro continente.

Ahora, solo falta ver que estrategia trae bajo el brazo, el Partido Acción Nacional (PAN), un partido político que puede dar sorpresas. Con el triunfo de la panista Josefina Vázquez Mota, sus candidatos empezarán a surgir.

Una de la acciones podría ser en principio, quitarle el triunfo a cualquiera de los otros partidos de oposición, y quedar como el tercero en discordia y el que puede cambiar el rumbo de los resultados y el cambio de la historia. Las estrategias no solo se verán con los tricolores. Todos irán con todo, los procesos electorales comienzan y la batalla da inicio. Veremos.